Cuaresma, Jesús llama a la puerta

purple-haze-light-bright

Hna Julia Karina de la Paz

Queridos hermanos es un gusto estar con cada uno de ustedes, en especial cuando la Cuaresma ya esta aquí, porque es un momento especial de encuentro con Cristo, tanto en lo exterior, como en lo interior.

llamada_de_jesus

Una de las imágenes más conmovedoras de la Biblia y de mis favoritas,esta en el libro del Apocalipsis, cuando Jesús nos dice: “Mira que estoy a la puerta y llamo”. Durante mucho tiempo lo había visto como una llamada de Jesús desde afuera, pero en nosotros católicos, Cristo no llama para entrar, sino para salir. Cuando se trata de la primera conversión, de la incredulidad a la fe, o del pecado a la gracia, Cristo está fuera y llama a la puerta del corazón para entrar; cuando se trata de sucesivas conversiones, de un estado de gracia a otro más alto, de la tibieza al fervor, sucede lo contrario: ¡Cristo está dentro y llama a las paredes del corazón para salir!

manoEs decir, en el bautismo hemos recibido el Espíritu Santo; somos templos de él, mientras que no sea expulsado por el pecado mortal. Pero en ocasiones sucede que el Espíritu acabe por ser prisionero en el corazón de piedra que se le forma en nosotros. No tiene la posibilidad de expandirse, por las dificultades, las acciones y los sentimientos de la persona. Cuando leemos: “Mira que estoy a la puerta y llamo” (Ap. 3, 20), podemos decir que él no llama desde el exterior, sino del interior; no quiere entrar, sino salir, salir para amar y actuar en y con nosotros.

001279567866068_f

Hay obviamente grados diversos de esta situación. Ciertamente en la mayoría de nosotros, Cristo no está aprisionado dentro de una coraza, sino que, es libre de moverse, pero dentro de límites bien precisos. Esto sucede cuando se le da a entender lo que puede pedirnos y lo que no puede pedirnos. Oración sí, pero que no comprometa el sueño, el descanso, la sana información, mis horas en Internet…; obediencia sí, pero que no se abuse de nuestra disponibilidad, de mi tiempo libre, de mis deseos; castidad sí, pero no hasta el punto de privarnos de algún espectáculo, caridad si, pero sólo lo que me sobra, nada que me cueste o me duela, perdón si, pero no al punto de olvidar…

cuaresma2014

El Papa Francisco nos ha invitado en esta Cuaresma a la contemplación del Cristo pobre, a ser disponibles y solícitos para testimoniar el mensaje evangélico en favor de los más necesitados; así que abramos las puertas de nuestros corazones y liberemos el amor de Jesús, seamos sus instrumentos y que este tiempo sea el empuje decisivo para un verdadero cambio en nuestras vidas. Es el sentido de la Cuaresma, prepararnos  a un encuentro con Jesús en los hermanos, para conocerlo, recibir y dar su gran amor que lo ha llevado hasta la Cruz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s