banner alegria

Parábolas de la Misericordia

Por: Hna. Julia Karina de la Paz

pecadores y jesusEn el capítulo 15 del Evangelio de san Lucas, es uno de los textos centrales del Nuevo Testamento, donde Jesús nos habla de la gran misericordia de Dios y que su amor y perdón, no tienen límite alguno. El texto comienza diciendo: «Solían acercarse a Jesús los publicanos y los pecadores a escucharle. Y los fariseos y los escribas murmuraban entre ellos: “Ése acoge a los pecadores y come con ellos”. Entonces Jesús les dijo esta parábola…» (Lc 15, 1-2).

Es sabida la acogida que Jesús tiene con los pecadores en el Evangelio y la oposición por parte de los defensores de la ley. Por eso Jesús deja muy en claro: «No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores» (Mc 2, 17). Sintiéndose por Él acogidos y no juzgados, los pecadores se acercan a Jesús y gustosamente lo escuchan y se convierten.

Debemos tener muy en claro que, Jesús nunca niega que exista el pecado y que existan los pecadores. De hecho el decirles «enfermos» lo demuestra. Cuando se acercan a Él, dice: «Vete y no peques más»; no dice: «Vete y sigue como antes».

De las tres parábolas que nos presenta Lucas, la del Hijo pródigo-Padre Misericordioso, sobresale por todo lo que conlleva. Centrémonos un poco en esta parábola, ya que estamos llamados a tener el mismo camino espiritual, que realiza el hijo prodigo cuando decide volver a casa del Padre, no se trata de quedarse en el camino, si no de avanzar y llegar con su papá.

el-hijo-prodigo

Todo, en esta historia, es sorprendente; nunca había habían descrito Dios con estos rasgos. Toca los puntos más diversos: el arrepentimiento, la vergüenza, la nostalgia. En las etapas de la parábola podemos ver también momentos del camino de todo hombre en la relación con Dios; podemos palpar la fidelidad de Dios, porque aunque nos alejemos y nos perdamos, no deja de seguirnos con su amor, perdonando nuestros errores y hablando interiormente a nuestra conciencia para volvernos a atraer hacia Él.

Hay un elemento común que une entre sí las tres parábolas de la oveja perdida, de la moneda perdida y del hijo pródigo narradas una tras otra en el Evangelio ¿Qué dice el pastor que ha encontrado la oveja perdida y la mujer que ha encontrado su dracma? «¡Alegrase conmigo!». ¿Y qué dice Jesús como conclusión de cada una de las tres parábolas? «Habrá más alegría en el cielo por un pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no tengan necesidad de conversión».

En lo que coinciden las tres parábolas es la alegría de Dios. En el Evangelio, la alegría se desborda y se convierte en fiesta. Aquel Padre no cabe en sí y no sabe qué inventar: ordena sacar el vestido de lujo, el anillo con el sello de familia, matar el ternero cebado, y dice a todos: «Comamos y celebremos una fiesta, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido hallado».

INVITADOS-AL-BANQUETENo tenemos un Dios triste o rencoroso, sino un Padre cercano que se alegra por nuestra felicidad, que le alegra nuestro bienestar, que ama y aprecia nuestra compañía y le hace tan feliz nuestra presencia. Fuimos creados para la felicidad y nuestra verdadera felicidad es Dios, porque como dice san Agustín: “Nos hiciste, Señor, para ti, y nuestro corazón está inquieto, hasta que descanse en ti”.

En este sentido, nuestros pecados nos llegan a alejar de Dios, y constantemente tratamos de llenar su ausencia con otras cosas vanas que nos alejan cada vez más, pero Él sigue esperando pacientemente nuestra conversión, dándonos luces y gracias necesarias para emprender el camino, como el hijo pródigo.

Espero que alguno, al leer esto, decida dar a Dios esta alegría, brindarle una sonrisa al ponerse en camino hacia Él, habrá más alegría en el cielo y les aseguro que también en su corazón.

Conoce a dos grandes santas que han vivido la alegría de Dios

Captura de pantalla 2017-10-20 a las 10.32.42

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s