Santa Teresa de Calcuta

Por la hna. Julia Karina de la Paz

La alegría nos invade, tenemos una nueva santa en la Iglesia: Santa Teresa de Calcuta.

La mayoría conocemos la historia de esta extraordinaria mujer que, renunciando a toda comodidad, siguió los pasos de Jesús pobre, para trabajar con nuestros hermanos más necesitados, comenzando en Calcuta y después en el resto del mundo.

Dios siempre da una respuesta amorosa ante cada situación, en ocasiones pareciera que no es así, pero la vida de la Madre Teresa es un ejemplo de esto.

Madre Teresa (eligelavida)En su inmensa bondad Dios suscitó en su Iglesia para que trabajara en todo el mundo, ayudando a los pobres, a una mujer que sin ser la más fuerte cargó con centenares de enfermos; sin ser la más sabia nos enseñó el valor de la caridad; sin ser poderosa fundó una de las congregaciones más conocidas que tiene presencia en todo el mundo, sí, Dios escogió a Teresa para que fuera su instrumento y nos recordara lo que Jesús ya nos había anunciado: “El espíritu del Señor está sobre mí, Él me ha ungido para llevar buenas nuevas a los pobres…” Lc 4, 18.

Pero ¿qué son éstas “buenas nuevas” que Jesús anuncio y que siguió proclamando ahora a través de la Madre Teresa?

En cuanto a “dignidad humana” ningún humano merece vivir o morir en la calle, bajo condiciones deplorables, por eso Jesús levanta al enfermo, al pobre, se vacía (Kenosis) para ayudarlo a levantarse, devolviéndole la dignidad. De la misma manera Teresa levanta los cuerpos allagados de los más pobres, para cuidarlos. Al igual que su Señor defendió la vida de todas las personas, no tuvo miedo de hablar ante los poderosos.

Hmadre-teresaoy reconocemos que la mano de Dios estuvo sobre ella en su vida terrena, que al escuchar de Jesús: “Tengo sed”, supo responderle en sus hermanos, que su vida de oración da relación íntima con el Señor, la llenó de alegría y su fortaleza estuvo en la Eucaristía (ahora está  gozando con el Amado: premio del siervo fiel). Ella era maestra de la Misericordia porque primero fue alumna a los pies de quien es la Misericordia.

Celebramos que la vida tiene la última palabra, que amar es más fuerte que el olvido, Y aunque la pobreza extrema sigue siendo una dolorosa realidad en nuestro mundo, tenemos un gran ejemplo, en Santa Teresa de Calcuta, de lo que cada uno podría hacer por nuestros hermanos más cercanos, podemos comenzar en nuestra familia a  vivir la caridad, como ella decía, grandes cambios se harán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s