“La imagen de Dios no se quebranta en nosotros a pesar del pecado”

Hna. Julia Karina de la Paz

“Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, hombre y mujer los creó” (Gn 1,27). El ser humano por naturaleza tiende a la bondad, porque fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, pero ¿es posible seguir hablando de la bondad, del bien inmanente del hombre, de ser imagen de Dios, cuando basta con ver las noticias y constatar los crímenes y abusos de los que somos capaces de cometer con otros seres humanos?

La bondad designa un valor a la conducta humana. Es la inclinación natural a hacer el bien, es el bien moral, es lo útil, conveniente, sano y agradable, lo recto, beneficioso, propio y adecuado. La imagen del hombre esta ligada a la imagen de Dios, nuestra bondad tiene razón de ser porque nuestro Creador es la Bondad, su imagen está impresa en el hombre. En Dios todas sus actividades se identifican con su esencia, como lo que es en sí mismo, si quebrantara su imagen en su creatura, se negaría como Creador y dador de vida, y su ser Creador no puede ser negado sin caer en contradicción.

A pesar de todo lo que vemos y conocemos, de las terribles cosas que puede llegar a realizar el ser humano, creo que podemos hablar de que “La imagen de Dios no se quebranta en nosotros a pesar del pecado”, ya que ésta no se quebranta en nosotros por nuestra propia fuerza, sino porque es el mismo Dios quien permanece en nosotros a través de su Espíritu, renueva constantemente esta imagen y nos hace conscientes de quiénes somos verdaderamente. Al ser el hombre racional, tiene la capacidad de reflexionar, cuestionar y discernir sus actos, esto nos da la capacidad de decidir, es decir, todo hombre apoyado por la razón y la inteligencia decide como guiar su vida para darle sentido. Podemos decir que la opción por el bien conlleva un acto de inteligencia.

No todos los seres humanos hacen cosas malas, de hecho son más personas que hacen, día a día, cosas buenas, estos hechos son reales y tangibles. Incluso aquellos que dañan a otras personas pueden llegar al arrepentimiento y cambiar de conducta, ciertamente no es un acto de magia, sino que conlleva un proceso fuerte de amor, autoconocimiento, perdón y sanación.

No estamos negando que el pecado está presente en la historia del hombre, la realidad del pecado existe en la humanidad, y es la ruptura del vínculo profundo del hombre con Dios, el pecado es una falta contra la razón, la verdad, la conciencia recta; es faltar al amor verdadero para con Dios y para con el prójimo, a causa de un apego perverso a ciertos bienes.

Jesús viene a liberarnos del pecado que es la atadura más radical, que falsea nuestra verdadera humanidad, hemos creído que el mal y el pecado son naturales del hombre y esto es falso, pero la salvación nos devuelve nuestra condición real de seres humanos, somos buenos, porque somos imagen del Dios que nos creó, la bondad del hombre es posible, y nosotros podemos ponerla en práctica porque hemos sido creados así. Al practicar la bondad nos hacemos más humanos.

Recordemos que la bondad de Dios se convierte en nuestra esperanza, si nuestro creador es bueno, nosotros estamos llamados a esto y podemos serlo, para esto Él nos ha “bendecido con toda clase de bendiciones en el cielo, en Cristo” (Ef 1,3). La presencia de Cristo es corazón de la bondad, por eso dice el apóstol: “Ha aparecido la bondad de Dios y su amor al hombre” (Tt 3,4). Cristo nos viene a despertar nuestras conciencias de que somos hijos amados del Padre, por lo tanto, capaces de bondad.

Los invito a recordar, cada día, que tenemos un Padre bueno, y que en nosotros hay bondad, que es medio de las dificultades y problemas, en los sin sabores de la vida, en las tragedias y violencias es donde más necesitamos tú bondad, así que no nos dejemos desalentar al ver las situaciones tan complejas que vivimos, porque al final la última palabra la tiene el Amor y ese amor es quien nos creó buenos.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s