Llamados a ser misioneros

Por Argelia Chi Bracamontes, fsp

“LOS 5 PRINCIPIOS DEL MISIONERO”

1.    “Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio a toda creatura” (cfr. Mc 16,15).
2.    Declare cada uno con su boca que Jesús es el Señor (cfr. Rm 10,9).
3.    Hay que creer con el corazón para alcanzar la santidad y declarar con la boca para alcanzar la salvación (cfr. Rm 10,10).
4.    Ninguno que crea en él quedará defraudado (cfr. Rm 10,11).
5.    La fe viene de la predicación y la predicación consiste en anunciar la Palabra de Cristo (cfr. Rm 10, 17).

Paso 1

Recogimiento.
Me recojo en silencio, me dispongo y me preparo para alimentarme del pan de la Palabra.

Paso 2

Invocación al Espíritu Santo.

Espíritu Santo concédeme el don de escuchar
la Palabra del Evangelio,
déjame sentir atraído
por el misterio de tu voluntad,
llámame a la misión de la Iglesia
para que pueda predicar la Palabra
con la misma pasión de los apóstoles.
Envíame al anuncio de Cristo Jesús
 para que surjan cristianos renovados
y comunicadores de la Buena Nueva
 en el mundo de hoy.

Paso 3

Jesús Maestro Verdad, para mi mente

Del santo Evangelio según san Marcos 16,15-20

En aquél tiempo se apareció Jesús a los Once y les dijo: “Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio a toda creatura. El que crea y se bautice, se salvará; el que se resista a creer, será condenado. Estos son los milagros que acompañaran a los que hayan creído: arrojarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos, y si beben un veneno mortal, no les hará daño; impondrán las manos a los enfermos y éstos quedarán sanos”.

LLamados misioneros (2)

El Señor Jesús, después de hablarles subió al cielo y está sentado a la derecha de Dios. Ellos fueron y proclamaron el Evangelio por todas partes y el Señor actuaba con ellos y confirmaba su predicación con los milagros que hacían.

Reflexión:

Es muy claro este pasaje respecto a la misión, que Jesús envía a sus apóstoles por parte de él, para proclamar (anunciar, pregonar, revelar) dar testimonio vivo del Evangelio, es decir anunciarlo no con trompeta, sino con la vivencia de la vida, supone que antes de ir a los hermanos debo hacer mío el Evangelio. Luego, más adelante en este texto, nos dice que ellos predicaron, enseñaron a otros a vivir el Evangelio, no solo de un modo magisterial, de una mera transmisión de contenidos del Evangelio, sino a nivel de vida y conocimiento. Porque conocer es amar, amar es servir y vivir lo que se cree en lo que se conoce.  Este juego de palabras podemos resumirla en coherencia entre oración y vida. Utilizar los medios para comunicar el Evangelio, por inicio, con la propia vida, gastar y desgastar la vida por el Evangelio, para llevarlo a todos con todos los medios a nuestro alcance.
El milagro (la señal) son los signos que por la gracia recibida en nuestro bautismo nos hace hijos de un mismo Padre, miembros de una sola familia y coherederos de una misma misión. Alcanzar la salvación significa que no somos individuos sino familia, hermanos, en una sola fe y un solo bautismo. Un mismo Señor y un mismo Espíritu. La Palabra se hace eficaz cuando la comunicamos con las obras y las palabras, somos medios de ese anuncio, nos salvamos y ayudamos a otros a salvarse, ese es el gran milagro, transformar hasta lo imposible, dar el Evangelio al hermano en su propia necesidad.
DSCf00345 (7)La enseñanza del Evangelio no trata de “saber la doctrina” de Jesucristo, como en algunos casos, sino creer y bautizarse, participar del banquete eucarístico donde el Señor se nos da a manos llenas, con todo su esplendor, con toda su gracia. Hoy vivimos tantos peligros, dificultades, necesidades, etc. Creer más y vivir como hijos de Dios, hermanos tolerantes y solidarios.

Paso 4

Jesús Maestro Camino para mi voluntad.

¿Qué dice el texto? ¿Qué te dice a ti en particular este texto?
En un momento de oración interior verifica ese mensaje con tu vida, examina todo y quédate con lo bueno, lo que debas mejorar pídelo al Señor y Él hará el milagro en ti.
¿Te gustaría ser un discípulo misionero de Jesucristo? ¿Cómo? ¿En qué necesidades?
Contempla al Señor en este llamado.
LLamados misioneros (1)

Paso 5

Jesús Maestro Vida para mi corazón.
¿Qué te pide Jesús que vivas?
¿Qué compromiso surge de ésta reflexión?

Oración de acción de gracias:

Gracias, Jesús Maestro,
por las personas que me han enseñado tu camino
y tu Evangelio, con la vida y con la Palabra.
Gracias porque te haces presente en la Eucaristía,
ayúdame a percibir tu gracia en la Misa.
Enséñame a creer en tu Palabra,
que viva mi bautismo con mayor entrega a tu servicio.
Que te lleve en mi corazón y te dé a conocer
con las obras y las palabras, en la fe, la esperanza y caridad.
Ilumina a todos los misioneros del Evangelio.
Obra un gran milagro en mí,
transforma mi vida en un misionero apasionado por ti.
Amén.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s