Dios es Amor

Para conocer el Magisterio de la Iglesia…..

 DIOS ES AMOR  “DEUS CARITAS EST”

 Por Barbarita Aranda Gavia, fsp

 Estimado lector.

En este mes que celebramos el 30 de julio el Día Internacional de la Amistad, saludandote presento una breve reseña de la Carta Encíclica del Papa emérito Benedicto XVI, que nos habla precisamente sobre la identidad de Dios como Amor.

Consta de 42 números y va presentando el aspecto histórico del amor, basándose en las palabras: “Dios es amor” y confirmando la frase del Evangelio según san Juan que dice: “Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él” (1 Jn 4,16). La máxima expresión del amor de que Dios es amor y del amor que Él nos tiene, es Jesucristo. San Juan nos lo confirma con este mensaje: “Tanto amo Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todos los que creen en él tengan vida eterna” (Jn 3,16).

Teniendo presente que la fe cristiana centra su amor en Dios, a ejemplo de Israel, que centra su amor en Dios, como lo señala el libro del Deuteronomio cuando dice: “Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es solamente uno. Amarás al Señor con todo el corazón, con toda el alma, con todas las fuerzas” (Dt 6, 4-5). Jesús nos recuerda esta invitación y funde este mandamiento en uno sólo: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mc 12,29-31). Y como es Dios quien nos ha amado primero (1 Jn 4,10), ahora el amor ya no es sólo un “mandamiento”, sino la respuesta al don del amor de Dios; así Jesús viene a nuestro encuentro.

La carta está dividida en dos partes: La unidad del amor en la creación y en la historia de la salvación, esta primera parte nos ayuda a entender el amor de Dios hacia cada uno de nosotros; y El ejercicio del amor por parte de la Iglesia como “comunidad de amor”, que es una invitación a dar respuesta, tanto a nivel personal como comunitario, como una manifestación del Amor Trinitario que parece que de pronto hemos olvidado.

En la reflexión de DIOS ES AMOR, se presenta el amor que le ofrecemos a Dios como Padre, al Hijo Jesucristo que por amor a dado su vida por cada uno de nosotros, se nos presenta la invitación para realizar esta actividad o bien manifestación con quienes convivimos, decir entre hermanos, la Iglesia nos presenta también una serie de actividades para manifestar este amor a Dios y a los hermanos y mediante varios documentos por algunos Papas expresados en documentos, León XIII la Rerum Novarum, Pío XI Quadragesimo Anno, Juan XXIII Mater et Magistra, Paulo VI Populorum Progressio, que ayudan a afrontar la problemática social y algunos textos más sobre esta línea que el mismo Juan Pablo II  afronto en sus escritos.

La palabra amor, en nuestros días es utilizada en diferentes casos, como para decir que se tiene amor a la profesión, a la patria, y así mismo se le usa para decir que se ama a los amigos, a los hijos, al prójimo y a Dios mismo. También se aplica a la manifestación que se brindan un hombre y una mujer en la que se abre una promesa de felicidad. Es así como solemos utilizamos esta palabra o expresión para indicar realidades diferentes.

El término “eros”, los griegos lo aplican al amor entre el hombre y la mujer, el cual nace de la voluntad; es el término para el amor mundano. En cambio el ágape, está señalado como el amor de amistad, aceptado por Jesús y sus discípulos. Con frecuencia, estos términos se contraponen, uno como amor “ascendente” y como amor “descendente”. Existen también otras clasificaciones afines: el amor posesivo, que tiende al provecho propio; y amor oblativo, que se dona por el ser amado o por los demás.

Continúa la reflexión de este vocablo invitando a sanearlo para que alcance su verdadera grandeza. Señala la diferencia de alma y cuerpo y se invita a clarificar este término y a vivirlo de acuerdo a la explicación señalada. ¿Cómo se debe vivir el amor para que realice plenamente su promesa humana y divina? Y se invita a leer el libro del “Cantar de los cantares” ya que en el encontramos cantos de amor, escritos quizás.

Finalmente, señala que la fe y la esperanza son importantes, pero se hace el énfasis en la caridad, es decir, en la manifestación de Amor hacia Dios y los hermanos y que como ejemplo de ello, tenemos a los santos que en diferentes épocas han dado su testimonio de amor, sin olvidar la presencia de la María nuestra Madre y Maestra que nos da la enseñanza sobre la caridad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s