LECCIONES BÍBLICAS… PARA CONOCER LA PALABRA DE DIOS

Por José Miguel Miranda, ocd

Estimados amigos lectores.

Nos encontramos en el mes de septiembre, en el que en muchas diócesis está dedicado al Mes de la Biblia, porque el día 30 celebramos la memoria de San Jerónimo, el hombre que dedicó la mayor parte de su vida al estudio, meditación y traducción de las Sagradas Escrituras. A él le debemos la traducción del hebreo al latín de la Biblia. También, en muchos lugares de este continente, inician en este mes de septiembre los cursos bíblicos, para que todos los cristianos católicos tengan las bases del conocimiento de la Biblia. Es por esto que, a partir de este mes estaremos ofreciendo en este artículo de nuestro boletín electrónico algunos puntos de interés para conocer la Palabra de Dios.

Esperamos que esto suscite el interés por conocer el origen y fundamento de la Biblia, a fin de hacer de la Palabra de Dios la luz que guíe todos los aspectos de nuestra vida.

Lecciones (1)

  1. LA BIBLIA, ES EL LIBRO SIEMPRE VIEJO Y SIEMPRE NUEVO.

La Biblia es el libro religioso más antiguo del mudo que conocemos. Comenzó a escribirse probablemente a los 1000 o 1500 años antes de Cristo, y 50 años antes de su nacimiento, ya estaba concluido el Antiguo Testamento. Con la venida de Jesús se abre el Nuevo Testamento, y la Biblia queda enriquecida, remozada, más llena de vida e interés.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

  1. IMPORTANCIA DE LA BIBLIA

La Biblia ha tenido, tiene y seguirá teniendo importancia universal. Es el libro en cuyas páginas, como en una fuente abundante, han ido a beber los bibliófilos, los eruditos, los investigadores, los moralistas, los teólogos, los artistas, y especialmente, los hambrientos de las cosas divinas.

Ningún otro libro le iguala en grandeza y luminosidad. “Ninguno, -como dice alguien-, arrojó más cantidad de semilla en el cauce abierto por el curso de los siglos; ninguno es como él, faro y guía…”. La Biblia se dirige al individuo, habla de la familia, trae normas para la comunidad, señala los derechos de las clases sociales, facilita las relaciones humanas invitando al respeto, a la paz y a la convivencia. Todo hombre, sea de la raza que sea y tenga la ocupación que tenga, puede hallar respuestas a sus inquietudes en esas páginas maravillosas. Podríamos decir que la Biblia es el Libro del Mundo. Es EL LIBRO, punto y basta.

Anuncios