5 PASOS PARA CRECER… EN LA PALABRA DE DIOS

Por Argelia Chi Bracamontes, fsp

DE RECAUDADOR DE IMPUESTOS A EVANGELIZADOR”
Fiesta de San Mateo apóstol y evangelista

Paso 1

Jesús Maestro, Camino, Verdad y Vida, te llama a su escuela para configurarte a Él. Te quiere enseñar a vivir comprometido con Él y con los suyos. El Maestro Divino te llama para ser su discípulo y misionero del mundo de hoy.

Un ambiente de silencio interior te ayudará a preparar el terreno para que la semilla de la Palabra caiga en lo más hondo de ti mismo. Coloca en Jesús todas tus preocupaciones y ocupaciones, los problemas, los proyectos y las alegrías, en esta libertad es más fácil la escucha y la docilidad al Espíritu.

Paso 2

En tu sencillez, ora en la presencia del Espíritu Santo pidiendo su gracia y su guía. 5 pasos (3)

Espíritu Santo que conoces mi interior,
alumbra con tu luz todos mis sentidos,
dame la claridad de mente,
enciende mi corazón de amor a Dios
y dame la fuerza de voluntad
para sembrar tu Palabra en los débiles corazones.

Cuando pases cerca de mí
haz que te perciba y pueda ver  tu amor
que se derrama sin límites en mi vida.

Espíritu de Amor, levántame de mis comodidades
y haz que me disponga a escuchar la Palabra divina.
Amén.

Paso 3

JESÚS VERDAD PARA MI MENTE

(Evangelio de Mateo 9,9-13)

Jesús vio a un hombre llamado Mateo, sentado a su mesa de recaudador de impuestos, y le dijo: “Sígueme”. Él se levantó y lo siguió.
5 pasos (2)

Después cuando estaba en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores se sentaron también a comer con Jesús y sus discípulos. Viendo esto los fariseos preguntaron a los discípulos: “¿Por qué su Maestro come con publicanos y pecadores?” Jesús los oyó y les dijo: “No son los sanos los que necesitan de médico, sino los enfermos. Vayan pues y aprendan lo que significa: Yo quiero misericordia y no sacrificios. Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”.

Reflexión

Muchas personas piensan que los que deben de ir a la iglesia son los buenos, los “elegidos” los dignos y destinados  a cosas de iglesia. Pero Jesús no piensa esto, a Jesús le interesa el corazón de cada persona, y los quiere hijos de Dios, hijos de la Luz.

La estrategia de Jesús es la Misericordia, es el anzuelo para llamar a los que el quiere, para convertir al pecador, para sanar al enfermo, para consolar al triste, para liberar al oprimido, para devolverle la vista al ciego, para alimentar al hambriento, para dar de beber al sediento, para anunciar la Buena Nueva del Reino de Dios a todos sin distinción alguna. Él llama a buenos y malos a la verdad, a la vida y al buen camino. A esto ha venido Jesús al mundo.

Jesús siempre ve a la persona y no critica sus ambigüedades como critican los fariseos, primero la mira con amor y compasión, le hace una propuesta siempre de seguirlo, esto es lo que hizo con Mateo. Hoy en día es lo que también desea hacer contigo y lo mismo que desea que hagas con tus semejantes. Primero necesitas levantarte de tu comodidad, de tus intereses, de tus miedos y seguridades. Seguimiento significa conocimiento y corresponsabilidad al Maestro.

Qué diferencia hay de sentarse cómodamente a recaudar la vida de los demás, a enjuiciar a las personas y criticarlas, en vez ahora de sentarse a la mesa a compartir el pan de la Palabra, el pan de la vida, los problemas, las preocupaciones y solidarizarse con los otros, no solo con la familia y los amigos más aún con los enemigos. Sentarse delante de Jesús Eucarístico para orar los unos por los otros, y buscar caminos nuevos de una vida mejor, más digna y más humana.

Paso 4

JESÚS CAMINO PARA MI VOLUNTAD

  • Enfoca tu atención en aquella palabra o frase del Evangelio que Jesús te regala hoy, y confronta tus actitudes, tu forma de pensar frente al compromiso de ser llamado a ser discípulo en la Iglesia.
  • Examina tu conciencia, tus pensamientos y sentimientos.
  • Elabora tu propia oración, ese diálogo con Jesús.
  • Después de escuchar y hablar con el Amigo, solo contémplalo en la escena del Evangelio que has leído y releído.
  • Percibe y recibe su misericordia que se derrama de compasión por ti. 5 pasos

Paso 5

JESÚS VIDA PARA MI CORAZÓN

¿Qué acción te pide Jesús?
¿Cómo crees que puedes vivir y compartir este texto del Evangelio?

ORACIÓN AL SEÑOR DE LA MISERICORDIA:

Jesús de la Misericordia
gracias por haberme llamado, por haberte fijado en mi,
con mis límites y debilidades,
tu misericordia es más grande que mi propia pequeñez.

Ayúdame a vivir dispuesto a seguirte,
quiero conocerte más,
y comprometerme en obras
y palabras para con los más necesitados.
No permitas que me ponga a criticar a los demás
sin antes pensar en tu misericordia.

Levántame y ponme en el camino de la fe,
ábreme esa puerta hacia el banquete de la Eucaristía
dispuesto a sentarme a la mesa de tu Palabra y Comunión.
Que no me siente a tomar los sagrados alimentos,
sin antes pensar en los que no lo tienen
y en los que están alejados de ti.

Te ofrezco mis pequeñas acciones en reparación de los pecados
y para la salvación de todos mis hermanos.

Amén.