Tecla, una mujer ejemplar

Evocando recuerdos… de una mujer ejemplar

M. Tecla 2

Por María Belén Sánchez, fsp

Recordando a una mujer extraordinaria que dejó una huella en la historia que perdura hasta nuestros días.

Hoy reflexionamos sobre la vida y obra de una gran mujer que pasó entre nosotros y dejó una huella indeleble a su paso por la vida y que sigue viviendo porque su recuerdo nos impulsa a continuar la misión iniciada en su vida.

Cuando hablamos de Teresa Merlo, de Maestra Tecla o de la Primera Maestra, nos estamos refiriendo a la misma persona.

Páginas de historia.

Recuerdo en flor.

Teresa Merlo 1El recuerdo se vuelve hoy particularmente luminoso evocando la persona privilegiada de Teresa Merlo, que ya camina en la historia como “la Primera Maestra Tecla”, mujer de grandísima fe, de extraordinaria humildad y partícipe de un especialísimo carisma que la ha puesto entre las Hijas de San Pablo (Paulinas) a la cabeza de nuestras comunidades para servir de guía, de ejemplo y de madre.

Al contemplar la vida y obras de Maestra Tecla, quedamos sorprendidos por la singular grandeza de esta mujer excepcional. Y al ir recorriendo con nuestro pensamiento su itinerario humano y espiritual, espontáneamente nos preguntamos qué secreto influyó en ella para que pudiera llegar a elevadas alturas.

Familia, ambiente 

Recorriendo el norte de Italia, muy cerca de la ciudad de Alba, podemos percibir a lo lejos un poblado pintoresco que parece dormir apacible recostado en un tranquilo valle.

Castagnitto

Es Castañito, lugar habitado por gente laboriosa, sencilla y piadosa que sabe mucho de la vida aunque haya estudiado poco, ha  observado mucho las señales del cielo y sabe reconocer los signos de los tiempos

Sobre una pequeña colina se eleva la Iglesia parroquial. Allí acuden asiduamente hombres y mujeres a la Celebración de la Eucaristía y a la oración vespertina.

El domingo es un día de fiesta. Los niños acuden a estudiar el catecismo y las muchachas jóvenes del pueblo que voluntariamente colaboran como catequistas.

En este ambiente bastante inspirador, vive la familia Merlo formada por Héctor Merlo y Vicenta Rolando y sus tres hijos: dos varones y una niña.

Teresa Merlo nació el 20 de febrero de 1894 Fue bautizada dos días después en la parroquia de su pueblo, sus padrinos fueron León Merlo y Margarita Rava Rolando, un matrimonio cristiano que sin duda se preocuparon porque Teresa tuviera una sólida formación cristiana.

Más tarde, Teresa decía: “Fue una bendición de Dios tener una buena orientación, ya que esa base fue decisiva en mi vida. Siento que en mi infancia me amaron mucho y pienso que esto influyó para hacerme decidida y sin miedo”.

Lo que recordamos

Las Hijas de San Pablo la llamaron siempre con cariño “Primera Maestra”, M. Tecla 3porque ella fue la primera superiora y la cofundadora del instituto, la que siguiendo las directivas del sacerdote Santiago Alberione, supo guiar la naciente Congregación y llevarla después por todo el mundo. También la consideramos pionera y madre de nuestra Congregación, y el padre Alberione la llamaba “madre de toda la Familia Paulina”.

La recordamos como una mujer grande y santa que supo decir “Sí” a su vocación y correr el riesgo de una aventura sin precedentes ni modelos, pues se trataba de ser mujeres apóstoles que evangelizaran con los medios modernos de la comunicación social, que para su época era verdaderamente toda una novedad dentro y fuera de la Iglesia.

Sus virtudes

  • La fe

Mi tierra natal, Castañito, es un lugar hermoso, ciertamente, pero lo más valioso es el haber sido habitado por gente trabajadora, que vivía con sencillez la mayor sabiduría de la vida: una profunda fe.

  • La  gracia viva

Que recibió en el bautismo y en la primera Comunión, se acrecentaba día a día y se reflejaba en su rostro, en su mirada. Por eso, en cualquier lugar donde se presentaba, era reconocida y amada porque la gracia que irradiaba se le veía en los ojos.

  • Sencillez

Nunca perdió la sencillez de sus primeros años y el hecho de haber llegado a ser la superiora general de la Congregación naciente no la hizo tomar pose de grandeza ni envanecerse

Sus Palabras

M. tecla

Al igual que sus ejemplos, sus palabras perduran todavía y su influencia continúa viva en el corazón de sus hijas.

A lo largo de estas páginas iremos evocando sus palabras o espigando en sus s escritos aquella sabiduría profunda que nos dejó como preciosa herencia, y de las cuales podemos aprender para caminar también nosotros por esos senderos que llevan a lo más grande y más sublime, la santidad.

Nuestro Hoy 

Hoy su recuerdo sigue vivo y presente en muchas personas que recibieron el legado de su actividad y la influencia de su ejemplo. Por eso todavía volvemos los ojos a ese pasado luminoso que nos dejó como sucesión.

Proyección al futuro

No te pierdas los siguientes temas, verás que tendremos muchas cosas interesantes para compartir. Por ahora te deseo que investigues un poco acerca de esta mujer extraordinaria que vive todavía en sus hijas; Teresa o Tecla Merlo, Maestra Tecla o Primera Maestra, y verás qué destellos de luz se abren ante tu mirada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s