Motivos para… sonreír y ser feliz Mayo

Motivos para… sonreír y ser feliz

Happiness_3

Por María Belén Sánchez, fsp

Estimados lectores.

Hemos llegado a un mes lleno de motivos para sonreír y ser feliz. Cada uno tenemos seguramente en nuestro corazón la felicidad de haber tenido una madre que nos acogió y cuidó con amor durante los años de nuestra infancia y adolescencia. Y ya sea que aún la tengamos con vida o que haya partido hacia la casa de nuestro Padre Dios, el simple hecho de pensar en nuestra mamá nos arranca una sonrisa en los labios porque nos llena de felicidad el gran regalo de su amor y de habernos dado la vida.

Pero también les tengo otros motivos para sonreír y ser felices. Les deseo que durante este tiempo dejen brotar de su corazón la alegría de sentirse amados y de amar a alguien.

 PARA ADORNAR

Para adornar la casa, la oficina, la escuela, etc. buscamos siempre cosas bellas: ponemos flores, cuadros, porcelanas y todo aquello que nos parece dará un toque de alegría, de distinción y de elegancia.  ¿Hemos pensado alguna vez que el máximo ornato son las personas? Ciertamente no será un rostro serio y amargado lo que más adorne.

La sonrisa es la flor más grata, es como la perla preciosa de la que habla el Señor al decir “que quien la encuentra vende todo lo que posee a cambio de ella” (Mt 13,46).

PORQUE ME REALIZA

Happy_woman_2 La ejecución de pequeños actos va forjando actitudes y configurando la personalidad.

Muchas realizaciones nos proponemos, muchas metas perseguimos, algunas posibles, otras más difíciles y algunas ilusorias. ¿Por qué no poner el cuadro de nuestros anhelos el deseo de realizarnos como personas sonrientes?

Si cada uno de nosotros fuera una sonrisa que pasa, sería mucho más bello y habitable nuestro mundo.

Cada sonrisa sería como la semilla tirada a lo largo del camino que a su tiempo florece y al mismo tiempo se haría una realidad en el ser de cada uno.

Entonces podremos gustar esa alegría que Cristo promete y “que nada ni nadie nos podrá quitar” (Jn 16,22).

PORQUE ME HACE FELIZ

La sonrisa brota de la felicidad como la flor en primavera. Pero también la sonrisa engendra y produce la felicidad.

Si la persona que sonríe puede decir que esto la hace feliz, también las personas que reciben su sonrisa pueden afirmar que están recibiendo felicidad a través de esa sonrisa.

Así también la persona sonriente está provocando una siembra de sonrisas que seguirá germinando, floreciendo y fructificando en más felicidad para todos los seres humanos. Y lo verdaderamente importante en esta vida es llegar a ser felices. “¿Para qué inquietarse por el mañana –dice el Señor -, si ni siquiera saben si llegará?” (Cfr. Lc 12,20).

 COMO DON DE MÍ

The_Cave

Dar algo de lo que se posee es una gran cosa, no se puede negar, es signo de una verdadera generosidad. Dar algo de sí mismo es una grandeza mayor.

“Doy lo que tengo, doy lo que soy”.

Lo más sencillo y más sincero que puede dar la persona de sí misma es la sonrisa.

¿Quién puede decir que es tan pobre que no tiene ni siquiera una sonrisa para dar?

Pero ciertamente es más hermoso que en vez de tener un cúmulo de sonrisas para ofrecer, la persona misma sea una sonrisa que pasa y se dé en la misma forma que el Señor ofrece todo su ser como alimento para dar vida a todo el que quiera recibirlo (Cfr. Jn 6,51).

LO BUENO Y LO MALO DE LA RISA Y LA SONRISA

My_beautiful_sistersLa sonrisa nace de un corazón libre y sencillo, sin inhibiciones ni máscaras… de allí evolucionarán a la risa que puede ser buena o puede ser mala, según la intencionalidad de la persona que las produce.

Las risas y la sonrisa por sí mismas son neutras, por sí mismas no tienen connotación alguna, pero se puede imprimirles valor. A veces será la risa franca y abierta de la que tanto se habla en la actualidad y que se está impulsando en diferentes formas y ambientes.

Hay risas y sonrisas que infunden esperanza, producen alegría de vivir, despiertan optimismo, y favorecen la salud y hasta la curación de enfermedades.

Las sonrisas buenas irradian paz, fomentan amistad, comunican ternura y dan tranquilidad tanto en quienes las emiten como en quienes las reciben.

Pero también risas y sonrisas pueden volverse arma de dos filos y derivar hacia lo definitivamente malo; pueden volverse como armas que hieren, que dañan y que hacen mal.

Risas y sonrisas malas tienen una infinidad de matices, pueden ser: burlonas, socarronas, farsantes, sarcásticas, mordaces, satíricas… etc.

También pueden ser guasonas, bromistas, chanceras o chistosas, sin olvidar que cuando el chiste y la chanza llevan elementos hirientes, discriminadores y racistas que devalúan o tienden a ridiculizar y desvalorizar a la persona a la cual se dirigen, se vuelve una broma de muy baja calidad que no construye ni deja nada bueno.

En estos casos ni siquiera la persona chistosa queda bien parada, porque cuanto más quiere aparecer como graciosa más fuertemente pone en evidencia su mal gusto, su escasa categoría y su poca calidad humana.

Anuncios

Una respuesta a “Motivos para… sonreír y ser feliz Mayo

  1. muy buen artículo. Me ilustra acerca de las personas que contagian sus risas a base de burlarse de los demas, asunto que me cuestionaba y ahora me queda claro. Así no se valen las risas…mejor buscar otras más auténticas… Gracias…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s