EL ELOGIO DE LA SONRISA

Motivos para… sonreír y ser feliz

 Por María Belén Sánchez, fsp

   EL ELOGIO DE LA SONRISA

mely playa

Una reflexión sobre la sonrisa, es un tema muy interesante en un tiempoen el cual vemos más lo problemático, y consideramos más valioso lo utilitario que lo hermoso de las flores que hay en el jardín.

Reflexionar en la risa y la sonrisa es también muy acorde con las enseñanzas del evangelio…por ejemplo: el Señor Jesús dice que lo verdaderamente valioso es lo que sale del corazón (Mc 7,21) y no hay duda, porque es precisamente allí donde germina lo mejor y lo peor del ser humano.

Lo bueno y lo malo son realidades que llevamos a niveles mucho muy internos en nuestro ser, pero es inevitable que afloren al exterior en gestos, miradas palabras y desde luego, también en sonrisas…

Desde la sonrisa de una persona, podemos descubrir y casi, casi adivinar la calidad de sus pensamientos.

FelicidadTambién en la actualidad se está hablando mucho de los efectos benéficos de la risa y de la sonrisa, y hasta se proponen cursos que entrenan en esta actividad tan natural que nació con cada persona desde el primer día que abrió los ojos a la luz, porque Dios la puso en su corazón como un regalo divino.

Mucho antes de que los niños empiecen a hablar, ya saben sonreír y mucho antes que los psicólogos estén declarando el valor de la risa y la sonrisa como medio benéfico y hasta curativo de muchas enfermedades físicas y anímicas, ya el Señor Jesús lo había dicho con claras palabras y nos había dado la pauta para sacar ese tesoro del corazón que va a servirnos para iluminar muchas, muchísimas cosas personales y sin duda también para ayudar, para compartir y repartir a quienes viven a nuestro lado, y desde luego, también para los que pasan por nuestro camino, acaso tan necesitados como nosotros mismos del aliciente entusiasmado de la sonrisa.

 POR CARIÑO

ternura

¿Qué manifestación de afecto puede ser más elocuente que una expresiva sonrisa?

Sonreír por cariño no es difícil, antes bien, es la más espontanea muestra de un sentimiento sincero que se cultiva en la amistad.

Los momentos de fraternidad y de amistad son sin duda los más valiosos y las sonrisas que entonces florecen, son las más hermosas, porque proceden de lo más íntimo del ser.  “De la abundancia del corazón que habla con la más bella expresión del lenguaje: la sonrisa” (Cfr. Lc 6,45).

POR TERNURA

bebe

La suavidad de una caricia puede ser muy bien expresada aun sin llegar a tocar la piel.

Si se le encarga a la sonrisa que se haga portadora de ternura cuando se requiere una suavidad discreta, será una expresión sumamente delicada.

Sonreír cuando la ternura invita es fácil, y la delicada finura que expresa no corre el riesgo de ofender ni de romper el más frágil encanto.

Así debió ser la caricia delicada de Jesús cuando le acercaban los niños para que les diera su bendición y Él decía: “Dejen que los niños vengan a mí” (Mc 10,14).

POR GENEROSIDAD

Hay personas que quisieran sinceramente tener abundancia de bienes para favorecer a los demás cuando lo necesitan.

Se entristecen cuando miran la inacabable cantidad de necesidades que sufren las personas, contrastando con lo limitado de sus recursos.

Estas personas sufren porque una generosidad innata les consume.

Es cierto que nadie hay con tantos bienes como para colmar todas las carencias de la humanidad; pero también es cierto que cualquiera puede tener siempre a flor de labios una sonrisa para ofrecerla en el momento oportuno.

La sonrisa es una de esas riquezas de las cuales nos habla el Señor, “que ni el ladrón puede robarla ni la polilla destruirla” (Mt 6,20).

POR BONDAD

Sonreír por bondad es lo mismo que obsequiar una rosa, porque hay tantas en nuestro jardín que no podemos dejarlas florecer inútilmente.

La bondad procede de un corazón donde lo bueno ha podido germinar por opción, no porque desconozca la realidad absurda del mal, sino porque eligiendo lo mejor, se prefiere el bien, para hacerlo misión en la propia vida. Sonreír por bondad es hacer como el Padre, que no se fija si los hombres merecen su sonrisa, sino que “hace salir su sol sobre todos indistintamente´´ (Mt 5,45).

Una respuesta a “EL ELOGIO DE LA SONRISA

  1. En verdad que una sonrisa puede aveses parecer halgo pequeño pero la verdad es una de las cosas mas grandes que Dios nos haya dado para compartir con los demás. Me gustaron mucho estas palabras Hna. Magia Belén usted siempre tan alegre. Muchos saludos también a ti Hna. Karina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s