LA MISERICORDIA DE LOS SANTOS EN EL MES DE ABRIL

Día 7                                                     

San Juan Bautista de la Salle (1651-1719)

Misericordioso en la formación y educación con los niños pobres

3 la misericordia San Juan

Nació en Reims, Francia el 3 de octubre de 1458, y fue hijo de padres de la clase acomodada. Pero esto no impidió que Juan Bautista pasara desapercibida la situación de ignorancia humana y cristiana en la que vivían muchos niños de su tiempo por falta de recursos económicos. Por ello, fue el primero en organizar un plan y método de formación para la enseñanza escolar gratuita, en su propia lengua a fin de crear centros de formación de maestros, escuelas de aprendizaje para delincuentes, escuelas técnicas, escuelas secundarias de idiomas modernos, artes y ciencias. Desde esos centros enseñó a la sociedad de su tiempo cómo se debe enseñar y tratar a los niños y jóvenes, cómo enfrentarse a las deficiencias y debilidades con compasión, cómo ayudarlos, curarlos y fortalecerlos ante la adversidad.

Después de años de dedicación, esfuerzos, renuncias e incomprensiones, pero no sin lograr su objetivo, enfermó gravemente a los 69 años de edad y murió en 1719.

Pidamos a Dios por intercesión de San Juan Bautista de la Salle que surjan nuevos profesores con vocación que se interesen verdaderamente por ayudar a los niños y jóvenes de nuestro tiempo a formarse en las ciencias humanas y cristianas, que sean misericordiosos con los que menos saben.

Día 15                                                      

Santa Anastasia (¿-304)

Misericordiosa con los creyentes perseguidos

3 la misericordia anastasia

Fue una mártir de Siria, que murió en Aquileia, como San Crisógono. Según antiguas historias, Anastasia fue la hija de Praetextatus, un ilustre romano residente en Siria, y de santa Fausta de Sirmio. Anastasia tuvo a san Crisógono como maestro no sólo de la fe, sino también de derramar la sangre por la fe en Jesucristo. Se casó con un pagano, pero quedó viuda y libre para animar a los cristianos encarcelados en su fe.

En tiempos de la persecución de Diocleciano, Crisógono fue enviado a Aquileia para ser martirizado. Para animar a los fieles cristianos de Siria, Anastasia, que vivía en Aquileia, se dirigió a Siria a visitarlos, pero ahí fue apresada y llevada a la Isla de Palmiria, donde fue quemada en una hoguera un 25 de diciembre.  Su cuerpo fue enterrado en la casa de Apolonia, que había sido transformada en una basílica y en donde los fieles cristianos mantuvieron viva la memoria de la mártir. Existen varias historias sobre sus restos que fueron trasportados a Constantinopla, de donde llegó a Roma su memoria y veneración. No se sabe con certeza la fecha de su nacimiento, pero el año aproximado de su martirio se sitúa en 304, durante la persecución cristiana del emperador romano Diocleciano.

El nombre de Anastasia significa “resurrección” y hace referencia a la Resurrección de Cristo, y para el imperio bizantino fue la fiesta más importante del año, por conmemorarse en ella el principal dogma cristiano, la Pascua de Resurrección.

Pidamos a Dios por intercesión de santa Anastasia la gracia de no sólo ser fieles a nuestra fe en la Resurrección de Jesús, sino en animar y transmitir a otros que Jesucristo está Vivo en medio de nosotros.

Día 25                                                      

San Marcos  (Siglo I)

Evangelista  

3 la misericordia Marcos

Se le identifica como primo de san Bernabé, el cual acompañó en el Primer viaje apostólico a Pablo y Bernabé, abandonándolos a mitad del recorrido, sin duda por miedo a los peligros que se enfrentaban los apóstoles en la misión y por su juventud. Más tarde querrá acompañarlos nuevamente pero Pablo se opondrá rotundamente para evitar que de nuevo los abandonara. Después de este hecho, Marcos estuvo cerca de Pedro acompañándolo en muchas de sus predicaciones, en donde tuvo la oportunidad de escuchar, de primera mano, las palabras y obras que Jesús realizó. Sin duda con Pedro obtuvo la fuente principal de información para la redacción del Evangelio que lleva su nombre y que es el más antiguo y el más breve de los Cuatro.

San Marcos fue el primer beneficiario de la predicación del apóstol Pedro y llegó a ser un importante colaborador de él y muy querido, porque es llamado por Pedro “hijo mío”. También san Pablo lo manda llamar para que lo ayude cuando el “Apóstol de los gentiles” está preso en Roma. De acuerdo con la tradición, Marcos fue muy querido por ambos apóstoles, y de Pablo también obtuvo una fuente importante para la redacción del Evangelio.

Los historiadores dicen que San Marcos fue obispo de Alejandría, en donde posteriormente fue martirizado un 25 de abril. Sus restos fueron trasladados a Venecia años más tarde, y ahí se le construyó una hermosa iglesia que lleva su nombre.

Bendigamos a Dios por este santo que tuvo el honor de convivir y aprender con los dos pilares de la Iglesia Católica: Pedro y Pablo, y que nos dejó en su escrito una gran riqueza y testimonio de lo que hizo y dijo Nuestro señor Jesucristo.

Anuncios