Llegó el momento de Dios

Evocando recuerdos… de una mujer ejemplar

Por María Belén Sánchez, fsp

Llegó el momento de Dios

Tecla sonrisa

“LA VIDA DE TERESA MERLO EN LOS PRIMEROS TIEMPOS DE LA FUNDACIÓN”

Seguimos hablando de esta joven excepcional que llegó a ser una mujer humilde en su persona, grande en su práctica de las virtudes y profunda por su vida de oración y comunión con la Trinidad Divina, que dejó una huella indeleble y luminosa en nuestro mundo. Más tarde fue conocida como la Madre Tecla Merlo o la “Primera Maestra”.

PÁGINAS DE HISTORIA

tecla-modernaLos primeros tiempos de la fundación de las Hijas de San Pablo, no fueron precisamente fáciles. Era un camino nuevo, oscuro a veces, lleno de ideales y de perspectivas hacia el futuro que, por otra parte, por los tiempos de la Primera Guerra Mundial y los cambios sociales que se vivían, no eran nada favorables. El padre Alberione daba directivas, las ideas, pero eran las hermanas a quienes les tocaba realizarlas, interpretándolas lo mejor posible a pesar de carecer de recursos y de no contar con ninguna clase de apoyo más que la de la gracia divina. “En medio de todo, teníamos mucha libertad de acción, pero siempre dentro de la obediencia y siguiendo las indicaciones”, decía Madre Tecla en uno de sus manuscritos.

LO QUE RECORDAMOS

Llegó el momento de Dios, y como una puerta que se abre, se les brindó la oportunidad de iniciar la edición de un periódico diocesano en la ciudad de Susa, muy al norte de Italia y casi frontera con Francia.

Allí empezaron su labor como editoras, como apóstoles de Jesucristo, propagando el Evangelio con los nuevos medios que el progreso de la técnica ponía en sus manos y que no eran precisamente como los de hoy. La imprenta estaba todavía en sus inicios, y para elaborar cada página, había que componer letra por letra, renglón por renglón a fin de formar una página.

Y mientras el trabajo era realizado con toda dedicación, y a veces fatigoso, Teresa Merlo decía: “Hoy tenemos en las manos la posibilidad de un apostolado, privilegiado y sublime que el Señor me regala, podemos elegir el vivir la vocación como una misión, no dejarnos arrastrar por un ciego destino”.

Muy pronto la presencia del pequeño grupo de jóvenes se hizo notar y la gente del pueblo reconoció su vocación especial y empezaron a llamarlas: Hijas de san Pablo.

Es interesante constatar a través de sus palabras cómo Dios actuaba en la comunidad, pero también ellas ponían todo su firmeza, y sobre todo se lanzaban, en un tiempo en que la mujer estaba bastante marginada.

SUS PALABRAS

Tecla y niña

Hay muchas almas que esperan la salvación y son pocos los operarios del evangelio. Por eso debemos trabajar incesantemente con constancia, con alegría; y verán, no lo duden, que llegará un día en que tendremos en las manos medios potentes y veloces. Todo lo que el progreso técnico invente servir para que la Palabra de Dios resuene en nuestro mundo.

Publicaremos muchos libros, discos, casetes, films y mensajes que se divulgarán hasta hacer llegar a todo el mundo la luz de Cristo que es Amor y Salvación.

Es el trabajo hecho por Dios y con santidad de vida lo que se vuelve apostolado. Más allá de sus palabras descubrimos el trasfondo de la Palabra inspiradora que dinamiza e impulsa toda vida y actividad.

Maestra Tecla supo asimilar y hacer suya la Palabra Divina hasta identificarse con ella para así poder transmitirla a la humanidad.

Jesús, es “medio y mensaje”, es punto de partida y meta, es termino y camino de todo apostolado. El evangelio necesita pregoneros que hablen alto, que griten desde los tejados, que sean fieles a la consigna de evangelizar a todos los seres humanos de todos los lugares del mundo, personas que sepan llevar en la suavidad y el amor la ternura infinita con la que Cristo hablaba, personas que no callen cuando hay que hablar, porque si ellas callaran tendrían que gritar las piedras mismas.

VIRTUDES

  • Su entusiasmo la hacía lanzarse aunque conservaba aquellas actitudes de prudencia, sensatez y cordura que hacían eficaz la labor que realizaba, día con día, con reflexión y sin precipitaciones, ponderando cada momento lo mejor y poniendo en manos de Dios su actividad con el único deseo de cumplir siempre con fidelidad su voluntad.
  • Dedicación. Una actitud no precisamente fácil, porque realizar algo esporádicamente, cualquiera lo hace, tener constancia un tiempo, también algunas personas lo logran, pero una dedicación inquebrantable y fiel, sin desanimarse, sin claudicar, eso es sólo de personas grandes.

NUESTRO HOY 

El tiempo actual nos impulsa, nos empuja, pero el camino está siempre abierto y las opciones todavía son las mismas; o nos dejamos llevar por donde los vientos soplan o emprendemos el vuelo hacia ideales más elevados como son los que el Señor Jesús nos ofrece y nos invita a trabajar en su Reino por la Salvación de todos los seres humanos de nuestro tiempo.

PROYECCIÓN AL FUTURO

Poco a poco nos hemos ido adentrando en la vida y obra de la Madre Tecla Merlo. En los siguientes, temas iremos vendo con más claridad la trayectoria de esta mujer que por muchos motivos se ha vuelto inolvidable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s